¿Poker de ases?: no, de baloncestistas

A los seres humanos nos gusta conocer qué es lo que hacen los famosos cuando no están ejerciendo su profesión. Por ejemplo: tenemos un morboso interés en saber a qué dedican los jugadores de baloncesto sus momentos de asueto. Ésos que les alejan del parquet.

Llama la atención el gran número de ellos que tienen afición por el juego en general y por el poker en particular. Podríamos incluso estatuir un top deportistas amantes del juego.

Entre los más famosos por su afición a las cartas están los nombres de ex jugadores como Dennis Rodman o Gilbert Arenas. El primero de ellos firmó, en 2010, un contrato con la casa OnlyPoker para ser su imagen publicitaria. Empero antes de que esto ocurriera ya se sabía la afición de El Gusano por el juego.

 

 worm

 

Otro jugador tan famoso por sus actuaciones dentro de la cancha como fuera es Gilbert Arenas. Se dice que el de Florida dedicaba los descansos de los partidos (cuando vestía la camiseta de los Washington Wizards) a jugar al poker online. El mayor escándalo que protagonizó el alero norteamericano tuvo lugar en 2010. Tras una discusión en el vestuario con su compañero  de equipo, Javaris Crittenton, ambos acabaron dirigiendo el cañón de su pistola hacia el otro. Todos los rumores indican que las discrepancias provenían por deudas de juego.

Menos conocido es Juan Carlos Barros. Nacido en A Coruña en 1967, fue profesional del baloncesto hasta la temporada 2002-2003. Posteriormente se convirtió en jugador de poker. En 2002, según sus propias palabras, descubrió el poker online. Se gana la vida con este deporte mental y es el creador de una importante página web como Poker10.com.

Algo menos profesionales son los jugadores de la selección española. Famosas se han hecho sus partidas de pocha en los periodos de preparación para las distintas competiciones. La generación de oro del basket español tiene en este castizo juego de cartas su principal divertimento en las horas muertas de las concentraciones.

La música suele ser otra de las aficiones principales de los baloncestistas. Es habitual ver a los jugadores llegar a los pabellones con gigantescos auriculares en los que suenan los acordes de sus grupos favoritos. En los de Pau Gasol (la cabeza más visible de esa generación de oro de la que hablábamos anteriormente) muchas veces suena Estopa. El catalán es amigo de los hermanos Muñoz e incluso se ha atrevido a cantar con ellos en alguna ocasión. No lo hace mal, por cierto.

Sorprendente es la afición del compañero de Gasol en los Lakers Kobe Bryant. El alero del equipo californiano se inhibe de la tensión del juego tocando el piano. Hay videos que lo corroboran.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. If some one desires expert view on the topic of running a
    blog then i suggest him/her to visit this web site, Keep up the good job.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Rehab Los Angeles