Llevo una semana perdido, entre Galicia y nada que decir.

Pero el otro día tuve una muy buena conversación de basket en el viaje de subida al Norte, que me ha ayudado a madurar ideas sobre un movimiento que da mucho que hablar, El Reverso.

Las discusiones sobre el Traspies se van a quedar pequeñas, la plasticidad y el control arbitral hacen al Reverso un tema jugoso.

¿Qué te pide el cuerpo, permisividad o control de la ventaja?