El próximo jueves de madrugada es el Draft NBA de 2007, para Rudy Fernádez es una encrucijada esta fecha.

Dependiendo de la posición que consiga en estas elecciones, su salida de la Penya puede ser inmediata o no. Las predicciones le dan un puesto, pero es sabido que todo puede moverse en cuestión de horas, con alguna sorpresa de última hora o de transacciones entre las franquicias.

Desde luego, lo innegable es que sus dos últimos meses de competición ACB han sido prodigiosos, ha subido un peldaño cada partido en el liderazgo de su equipo. Impresionante.