Os pido que veáis este vídeo, que le deis al play, de esa forma, haciendo el mayor número de reproducciones, el proyecto de la ONG «Deporte y educación para un mejor futuro» ganaría el premio de #HistoriasBasketLover, en el que Endesa premia con una cantidad económica para una idea, una obra que sea social y relacionada con el basket. A mi de los que hay, este me parece el más redistributivo. Pero mejor que veáis las imágenes y os cuenten quienes saben de las necesidades de mantener a los chicos de este país en la escuela a través del gancho de hacer el deporte del baloncesto.

Ellos  intentan mejorar la educación y las expectativas de unos 2.000 niños que viven en la indigencia en Madagascar, motivarles a seguir más años en el colegio y tenderles un puente a otro mundo más allá de la miseria que les rodea en su barrio de chabolas. Han creado 17 escuelas en 4 ciudades distintas, con más de 90 entrenadores en su proyecto.

Nos pasamos el día haciendo clicks, en este caso es uno MUY SOLIDARIO.

¡Es increible lo que el baloncesto puede conseguir!

#HistoriasBasketLover

 

 

madagascar